21 de novembre 2010

La peli del domingo: Come, reza, ama (Eat, Pray, Love) [Ryan Murphy]

Aunque la peli no me atraía demasiado, la ví el otro día. Y aunque a veces se hace un poco lenta, la peli me gustó bastante.


Va de una mujer que se separa y tras el divorcio decide darse un año sabático viajando a diferentes sitios para encontrase ella misma. Buscar su interior.

Lo que me ha gustado más son los paisajes ("la fotografía de la película") y algunas frases.
La verdad es que Julia Roberts está estupendísima (tiene 43 años pero es como un buen vino) y le queda bien el papel.
Los tres viajes que hace son Italia, India y Bali.

En Italia come. En la India reza. En Bali ama. O más o menos, porque rezar y meditar lo hace en todas partes :)
Ah! el amado es Bardem... que hace de brasileño (le queda un poco raro el papel, pero lo vas viendo y te vas acostumbrando) (mi opinión es que podrían haber cogido un actor brasileño) (o hacer que el amante fuera de origen español)

La peli fue una historia real en su día.

Me gustaría ser tan valiente para hacer lo mismo, pero no me atrevería a dejarlo todo (bueno, ni que tuviera demasiado...) y tomarme un año así... (tampoco tengo el dinero necesario).
Quizá en Bali encontraría a alguien que me estuviera esperando desde hace muchos años, aunque ni él ni yo lo supiéramos hasta el momento de vernos, y que esa persona me acceptara como soy, con mis manías, con mis ideas y con mi modus vivendi postadolescente... :-)


Puntación (sobre 5)


1 comentari:

Anònim ha dit...

Olvidamos muchas veces que la aceptación debe de ser mutua, deseamos que nos quieran tal cual somos y no somos capaces de querer a la otra persona tal cual es.

Eso nos lleva a que en toda relación, las dos partes han de poner mucho de si para con él otro.

En mi opinión, para ser aceptado no hay que ir con la idea de ‘¿me aceptara como soy?, hay que ir descubriendo el amor, si se siente ese amor es que se acepta a la persona.

Ah, el amor al que me refiero es ese que se siente en las tripas, notas un cosquilleo cuando estas con él/ella, se revuelven en su ausencia, o te ensanchan el diafragma estando piel a piel.

Ese amor se puede encontrar en cualquier sitio, en Bali y aquí también.

Es una película sensible, dulce, sin mucha trascendencia, pero con los ingredientes necesarios para pasar un rato con la sonrisa dibujada.

Ataraxia.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails